Literatura

Compartimos diferentes artículos sobre literatura en Senegal:

LA NARRATIVA FEMENINA SUBSAHARIANA EN LENGUA FRANCESA

Autoras Senegalesas:

Fatou Diome
Mariama Ba
Ken Bugul
Marie Ndiaye

La crítica parece estar de acuerdo en dividir  la narrativa africana de mujeres en dos grandes fases: la que surge en los años 50 con la aparición de los primeros textos y la que se consolida a partir de la mitad de los años 80. Ambas generaciones tienen características diferentes aunque no contradictorias ni excluyentes.

En los primeros textos se aprecia una utilización casi exclusiva de la narradora en primera persona, mientras que en los textos posteriores ésta es reemplazada por una polifonía que, sin embargo, no excluye la primera persona. De hecho la primera persona narrativa es el recurso más utilizado en la escritura de mujeres tanto por su función identitaria como por su carácter universalizante y su función política, la de hacer público aquello que era privado. Por este motivo las formas autobiográficas perduran hasta hoy, aunque bajo una narración polifónica, cuyo objetivo es el de  multiplicar las voces narrativas para que cada una de ellas sirva como un espejo en el que puedan reflejarse los lectores.

También se aprecia un cambio temático, en los últimos textos la escritura cada vez se vuelve más libre. Se critican de manera más abierta las estructuras familiares y sociales, pero lo más importante, la mujer se construye a sí misma mediante una primera fase de reapropiación y reconocimiento del propio cuerpo y un posterior enjuiciamiento desde lo privado y desde lo público de la sociedad y de los hombres.

En los primeros textos el cuerpo femenino simbolizaba el sufrimiento, el abandono y el comercio, siendo el matrimonio y la maternidad su única función. El abandono del marido y la esterilidad acababan con la identidad femenina y llevaban a las protagonistas a la locura o el suicidio. Los personajes femeninos se encontraban en una continua búsqueda de la aprobación de la familia, de la sociedad y del amor del marido.

La tarea de la segunda generación de mujeres escritoras ha sido la de subvertir ese orden establecido, la de ser capaces de hablar abiertamente de su propio cuerpo. Esto no se consigue hasta finales de los años 80, cuando ya comienzan a abordarse sin tabúes los temas del deseo y la sexualidad. En 2003 Calixthe Beyala publica la que se considera la primera novela erótica escrita por una africana: Femme nue, femme noire, utilizando como título los primeros versos del famoso poema de Léopold Sedar Senghor Femme Noire.

El tema de la maternidad se trata desde un punto de vista completamente diferente, la crítica comienza a centrarse ya no sólo en torno al sistema y a los hombres, sino también en torno a las madres, que son quienes se han encargado de transmitir escrupulosamente la educación que recibieron y que a su vez las violentó, las madres se convierten  a su vez en víctimas y verdugos. La única solución para las hijas rebeldes es la de arrancarse de sus madres, repudiar su educación y separarse de la tradición; he aquí el origen de la crisis de construcción identitaria.

Pero la crítica femenina va más allá del espacio privado familiar y social para tocar también el espacio público, el sistema político y social creado tras las independencias. Se critica abiertamente la situación actual del continente africano, la corrupción, la hipocresía y las desigualdades sociales. La diferencia es que las narradoras enfocan la realidad desde un ánulo privado y cotidiano desenmascarando las dificultades reales de la sociedad. La ciudad, símbolo de modernidad, se convierte en un foco de drogas, prostitución y corrupción. El rechazo y repudio absolutos a la tradición tampoco es la solución y enfrentarse a la crudeza de ese espacio urbano es el precio que hay que pagar por ello. La narrativa africana femenina no sólo pone en tela de juicio el propio continente, sino que también habla de la responsabilidad que Europa tiene en la situación actual de África.

Otro de los grandes temas tratados es la desmitificación de Europa, el lugar soñado y prometido, la tierra de “nuestros ancestros los galos”, que sin embargo se transforma en un lugar de sufrimiento, de incomprensión, de alienación, de marginación y de crisis. Las mujeres también saltan al “otro continente” y se encuentran que la realidad es totalmente lo opuesto a sus expectativas. La dura vida de inmigrante en Europa lleva a las mujeres a enfrentarse a situaciones en las que tienen que recurrir a medidas como la prostitución o el aborto. La diferencia es que en la literatura femenina de la segunda generación quedan resquicios de esperanza en la denuncia, que se perciben a través de finales abiertos.

En conclusión, la narrativa femenina subsahariana en lengua francesa se convierte en un arma de crítica y de protesta, pero con un enfoque positivo y esperanzador; se convierte pues, en un medio de subversión de la realidad cuyo objetivo es transformar la sociedad en la que las mujeres viven comenzando por la transformación de ellas mismas.

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jeni
    Feb 17, 2015 @ 22:32:27

    Hola me podrían decir como se dice te amo en wolof gracias

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: